Polémica en Chile por el anuncio del regreso a clases presenciales pese a aumento de contagios de COVID-19

296

Las autoridades educativas chilenas reiteraron que las clases presenciales volverán a comenzar el próximo 1 de marzo. La decisión ha generado controversia con los maestros dado el aumento sostenido de contagios registrados durante las últimas semanas en el país andino, así como los prospectos de que la situación continúe deteriorándose.

A juicio del jefe de la cartera de educación en Chile, Raúl Figueroa Salas, aún existe tiempo para tomar los resguardos y elaborar protocolos prácticos en los establecimientos educacionales del país para garantizar un retorno presencial seguro.

El año escolar 2021 iniciará el primero de marzo y todos los establecimientos educacionales del país han trabajado de una manera muy específica, y también en colaboración con todas sus comunidades para prepararse con miras al año escolar 2021″ dijo el funcionario.

Ante el creciente aumento de casos de Covid-19, el funcionario afirmó que “lo fundamental hoy día es, por un lado, que nos sigamos todos cuidando para tener controlada esta pandemia”. “Desde el punto de vista educativo, que los establecimientos educacionales y jardines infantiles aprovechen este momento para prepararse con miras al próximo año, teniendo la presencialidad como la regla generaly, por supuesto, trabajando muy coordinado con el Ministerio de Salud para ir generando las medidas de resguardo sanitario que sean necesarias”, agregó.

Su postura no fue bien recibida en otras entidades del mundo de la educación. El Colegio de Profesores de Chile (CPCH), por ejemplo, inmediatamente salió al paso de las declaraciones. “Nos parecen muy precipitados los anuncios, estamos recién empezando enero, están las cifras que las propias autoridades de Salud han anunciado son absolutamente preocupantes, por lo tanto nos parece irresponsable que se esté anunciando ya un retorno a clases presenciales”, declaró Mario Aguilar, presidente Regional Metropolitano del CPCH.

Un aula preparada para recibir a los estudiantes de Chile, en una de las anteriores fechas destinadas por el ministerio de Educación
Salas de clases demarcadas

Un aula preparada para recibir a los estudiantes de Chile, en una de las anteriores fechas destinadas por el ministerio de Educación

“No sabemos cuál va a ser la situación sanitaria del país. En esto parece que el ministro es bien obtuso, porque nuevamente podría encontrarse con un fracaso más: anunciar un retorno que después en los hechos no se puede hacer efectivo. Nosotros decimos y reiteramos, y en esto estamos bastante alineados ahora con el presidente nacional Carlos Díaz también, respecto de que la salud es lo primero. Por lo tanto, si en el mes de febrero tuviéramos contagios en los rangos similares a los del invierno pasado, evidentemente eso va a significar que no están las condiciones para volver a clases presenciales”, declaró Aguilar.

El cruce se instaló de inmediato en la conversación pública del país andino. Pilar Castillo, coordinadora de apoderados de un Liceo capitalino comenta que el principal miedo de los padres y madres es que a los niños no se les puede pedir que cumplan fielmente con las medidas sanitarias, porque muchas de ellas ni siquiera las entienden.

“Yo no estoy de acuerdo y no mandaría a mi hija. No creo que sea opción por cómo están las cosas y cómo está la gente”, declara. En contraste, otros han advertido que se trata de una situación con la que el país, incluídos los estudiantes, tendrá que aprender a vivir.

Para el retorno a clases el ministerio de Educación elaboró un protocolo de funcionamiento que contempla las siguientes medidas:

– Sanitización de los espacios cada 24 horas.

– Rutina de lavado de manos cada 2 o 3 horas.

– Mantener el distanciamiento.

– Control de temperatura y síntomas todos los días.

Desde el Colegio de Profesores insisten en que se trata de una imprudencia arbitraria, ya que ellos no han sido contactados para conversar y evaluar una fecha de retorno. Aguilar dice que hasta el momento no ha habido novedades al respecto. “El Ministerio de Educación no nos ha llamado, esperamos que lo haga en los próximos días y nosotros vamos a insistir con nuestra propuesta de que se conforme una mesa de trabajo donde estemos todos los representantes de las comunidades educativas, cualquier decisión que el gobierno pretenda tomar sin la participación de los directamente involucrados, afectados por las decisiones, por supuesto no va a tener legitimidad y difícilmente va a ser aceptada”, concluye.

El 1 de marzo de 2021 es la fecha que el ministro de Educación chileno ha anunciado como ideal para el regreso a clases presenciales. Sin embargo, con anterioridad se han fijado al menos tres fechas en las que debido al avance de la pandemia no fueron cumplidas.

Fuente: https://www.infobae.com/